Resumen en lenguaje sencillo: Trastorno por déficit de atención y hiperactividad (TDAH) y su bajo tratamiento en jóvenes hispanos/latinx

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es una discapacidad del desarrollo neurológico que es una discapacidad que afecta la forma en que el cerebro de una persona crece y se desarrolla. Más de 3 de cada 4 niños con TDAH presentan síntomas graves cuando son adultos. Cuando el TDAH no se trata, puede causar problemas en el trabajo, la escuela, el hogar y la vida social de una persona. Obtener un diagnóstico temprano puede ser ventajoso. Con un diagnóstico temprano, una persona puede aprender a manejar tempranamente el TDAH, y de una manera que funcione para ellos. Desafortunadamente, no todas las personas con TDAH reciben un diagnóstico temprano o incluso nunca. Se cree que el TDAH afecta por igual a personas de todos los grupos étnicos. Sin embargo, los niños hispanos/latinx (H/L) son menos diagnosticados y tratados.

Los padres y maestros tienen más oportunidades de notar los síntomas del TDAH en los niños. Los valores y expectativas de una persona pueden hacer que sea más o menos probable que note los síntomas del TDAH. Por ejemplo, muchos padres H/L en un estudio dijeron que el “respeto” es importante para ellos. “Respeto” se definió como respetar y escuchar a la autoridad. Los padres que valoran el “respeto” pueden ser más propensos a notar comportamientos que parecen irrespetuosos a la autoridad. También es más probable que utilicen servicios que trabajen con estos comportamientos. Los proveedores que trabajan con familias H/L deben recordar que la población H/L es diversa y sus creencias culturales también pueden serlo.

Es importante saber que no todos los niños y adultos experimentan el TDAH de la misma manera. Mucha gente imagina al TDAH como un niño hiperactivo que no puede quedarse quieto. Aunque esto es cierto en algunos casos, no describe a todas las personas con TDAH. Los problemas de un niño con TDAH pueden pasar desapercibidos si el maestro no sabe de qué otra forma puede verse el TDAH. Por ejemplo, alguien puede tener muchos síntomas de falta de atención por el TDAH, pero pocos o ningún síntoma de hiperactividad. Algunos síntomas de falta de atención incluyen problemas en planificar y dividir su tiempo cuando tiene más de una tarea. Un niño puede ser castigado en lugar de ser ayudado cuando al TDAH se le confunde con la pereza o porque piensa que el individuo elige ser difícil.

Muchas personas con TDAH tienen problemas de salud mental. Por ejemplo, 1 de cada 3 personas con TDAH tiene ansiedad. Además, el TDAH puede afectar las relaciones de niños y adolescentes, así como también su rendimiento en la escuela. Estas son algunas de las razones por las que el TDAH puede tener un efecto negativo en la autoestima, esto es cómo una persona se ve y se siente consigo misma.

El proceso para diagnosticar el TDAH se basa principalmente en los informes de los padres sobre los comportamientos de sus hijos. Los valores culturales afectan la forma en que un padre ve e informa el comportamiento de su hijo. Se recomienda que los profesionales que diagnostican el TDAH realicen una entrevista detallada con los padres. Hacer una entrevista ayuda al profesional a conocer las creencias de los padres y cómo son los comportamientos del niño. Esto puede ser muy útil cuando los maestros y los padres tienen diferentes puntos de vista sobre el comportamiento de un niño. Los profesionales tampoco deben asumir que un padre ya sabe sobre el TDAH. El conocimiento de un padre sobre el TDAH puede afectar en cómo informan y cómo reaccionan a un diagnóstico. Los grupos de educación parental pueden brindar información y apoyo a los padres.

Para obtener más información y recursos, lea la hoja informativa completa sobre el trastorno por déficit de atención e hiperactividad y su bajo tratamiento en jóvenes hispanos/latinx.

 

Plain Language Summary: Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder and Its Undertreatment in Hispanic/Latinx Youth

Attention-deficit/hyperactivity disorder (ADHD) is a neurodevelopmental disability. A neurodevelopmental disability is a disability that affects how a person’s brain grows and develops. More than 3 out of 4 children with ADHD have serious symptoms when they are adults. When ADHD is not treated, it can cause problems in a person’s work, school, home, and social life. Getting a diagnosis early can be helpful. With an early diagnosis, a person can learn how to manage ADHD sooner- in a way that works for them. Unfortunately, not everyone with ADHD is diagnosed early or at all. ADHD is believed to affect people from all ethnic groups at equal rates. Yet, Hispanic/Latinx (H/L) children are diagnosed and treated less.

Parents and teachers usually have the most opportunities to notice ADHD symptoms in children. A person’s values and expectations can make them more or less likely to notice ADHD symptoms. For example, many H/L parents in a study said “respeto” is important to them. “Respeto” was defined as respecting and listening to authority, people in charge. Parents who value “respeto” might be more likely to notice behaviors that look disrespectful to authority. They may also be more likely to use services that work with these behaviors. Providers working with H/L families should remember that the H/L population is diverse, and their cultural beliefs can be too.

It is important to know that not all children and adults experience ADHD the same way though. Many people picture ADHD as a hyperactive child who cannot sit still. Although this is true in some cases, it does not describe everyone with ADHD. A child’s struggle with ADHD might not be noticed if a teacher does not know how else ADHD can look. For example, someone can have many inattentive symptoms of ADHD and little to no symptoms of hyperactivity. Some inattentive symptoms are problems with planning and dividing your time between more than one task. A child may be punished instead of helped when ADHD is mistaken for laziness or as them choosing to be difficult.

Many people with ADHD have mental health concerns. For example, 1 in 3 people with ADHD have anxiety. Also, ADHD can affect children and teenagers’ relationships and how they do in school. These are some reasons why ADHD can have a negative effect on self-esteem. Self-esteem is how a person sees and feels about themselves.

The process to diagnose ADHD greatly relies on parents’ reports of their child’s behaviors. Cultural values affect how a parent views and reports their child’s behavior. It is recommended that professionals, who diagnose ADHD, do a detailed interview with parents. Doing an interview helps the professional learn about parents’ beliefs and what the child’s behaviors look like. This can be very helpful when teachers and parents have different views on a child’s behavior. Professionals also should not assume that a parent already knows about ADHD. A parent’s knowledge of ADHD can affect their report and how they react to a diagnosis. Parent education groups can provide information and support for parents.

For more information and resources, please read the full Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder and Its Undertreatment in Hispanic/Latinx Youth fact sheet.

green and blue logo for mental health and developmental disability natinoal training center

Join Our Email List

Enter your name and email to receive our newsletters quarterly!